A la hora de vestir a una mujer los sombreros están reservados para los grandes eventos. La moda actual los tiene en cuenta solo en ocasiones como las elegantes carreras de caballos o las bodas reales, en las que se pasea solo la flor y nata de la alta sociedad. El rechazo a la utilización de
estas prendas se debe básicamente a la falta de costumbre. Es por eso necesario revisar cuáles son las normas de uso, de etiqueta y, más
importante, la utilidad para conseguir perderles el miedo y ganar distinción.

“El fin del sombrero es proveer de sombra. Así pues, la noche no es un buen escenario para lucirlo”

mujer-con-sombrero-blanco-gafasUn sombrero para cada momento del día

El sombrero es una pieza clave a la hora de proteger el rostro contra los rayos del sol así como también para resguardarse del intenso frío. Es un aliado de la mujer que puede tomar distintas formas. Podemos elegir entre pamelas, sombreros de ala corta o de ala ancha, al estilo Indiana Jones, de materiales como la paja para la playa, bombines o clochés. Cada uno ofrece un aire distinto a la mujer que lo lleva puesto.

La norma general es elegir modelo según la altura del sol a la hora del evento al que se asista. Lo que coincide en todos los casos es que estos aliados están hechos para utilizarse en eventos diurnos. En etiqueta todo tiene su porqué y, como su nombre indica, el fin del sombrero es proveer de sombra. Así pues, la noche no es un buen escenario para lucirlo. Los de alas más anchas se suelen reservar para el mediodía, momento en el que el sol se encuentra a su máxima altura. Por la tarde los modelos son los de alas cortas y, al salir la luna, pasamos a los tocados, lo que da un toque justo de elegancia y glamour.

mujer-con-sombrero-blanco

¿Cuál elegir?

Así como al diseñar un vestido es tan importante la morfología del cuerpo, altura, robustez y la colorimetría, pasa lo mismo con los sombreros. Estos deben resaltar los puntos fuertes y tratar de disimular detalles que no favorecen. Por lo tanto una mujer con rostro redondo debería buscar un sombrero de copa alta para dar un efecto óptico de alargue. Sin embargo, un rostro alargado debería combinar uno de copa baja y alas anchas para compensar. La largada de las alas en ningún caso debe sobrepasar los hombros. En caso de duda es bueno contar con el asesoramiento de los expertos.
Un visagista sería el más adecuado en este caso. Se trata de un especialista que maneja y combina técnicas de maquillaje, peinados y líneas de rostros.

7 normas para ponerse un sombrero

mujeres-con-sombreromujer-con-sombrero-rojomujeres-con-sombrero-rosamujeres-con-sombrero-azulmujer-con-sombrero-chicmujer-con-sombrero-pequeno

 

1. Es importante el material a elegir según la estación del año. En invierno la lana y el terciopelo son aconsejables y, para el verano, lo más
fresco es la rafia y el fieltro, que son fibras naturales que aportan frescura a la cabeza.

2. Al combinar siempre debemos elegir poner el foco de atención en una prenda o en el accesorio por una cuestión de equilibrio y armonía. No
usaremos un sombrero recargado combinado con un vestido pomposo.

3. Nada debe opacar la elegancia del tocado o del sombrero. Es la misma premisa que el punto anterior. Las joyas, en caso del uso de un sombrero,
son solo complementos que deberán acompañar armónicamente.

4. Se pueden probar distintas opciones para el cabello pero, en caso de usar una pamela, es aconsejable recogerlo completamente para que el cuello
pueda descubrirse. De ese modo la zona queda despejada para que el sombrero pueda ser la estrella de la ocasión.

5. Con los colores hay más libertad. Lo más acertado es que el sombrero rompa con el resto del conjunto. Generalmente con vestido o traje de dos
piezas monocromáticos se utilizan modelos de distinto color a la ropa. Puede ser con plumas, flores o rejilla para, de ese modo, dar un destaque al
complemento. Cuidado al elegir el color ya que se puede caer en el disfraz.

6. Según el protocolo el sombrero se lleva en todo momento. Aún así la etiqueta hoy día se ha vuelto bastante flexible en ese sentido.

7. Al usar sombreros pequeños y con plumas largas es aconsejable darle una pequeña inclinación hacia lado derecho de la cabeza para así evitar
molestar al acompañante situado al lado izquierdo.

Philip Treacy: El rey de las pamelas.

philip-treacy

Es uno de los diseñadores más top de tocados y sombreros a nivel mundial. Este londoner, con tiendas en las zonas más chic de la capital inglesa y
de las ciudades más elegantes de Europa, se ocupa desde hace más de 25 años de dar estilo en el vestir de los miembros de las casas reales y la
alta sociedad. A tomar nota del nombre de este gran diseñador.