El trabajo del asesor de imagen consiste en acentuar la importancia del aspecto estético de sus clientes sin alterar su personalidad. Para esto, como primer paso, el asesor realiza una entrevista previa, una evaluación, una devolución y finalmente un acompañamiento.

En la devolución es el momento donde damos todos los tips a tener en cuenta para que el cliente pueda llevar su cambio a la práctica con seguridad y criterio.

Una regla clave para tener en cuenta y que no todos los asesores indican es el «canon de 8 cabezas». Canon significa reglas. Para poder plasmar el cuerpo humano en papel los diseñadores o artistas utilizan un sistema de proporciones, donde el cuerpo es dividido ya sea en 7 u 8 medidas.

En la antropometría, 7 cánones se refiere a un cuerpo de medida estándar, en cambio el de 8 cabezas se utiliza para figurines y esculturas, de esta forma se trata de describir las proporciones del ser humano «perfecto». Aunque estas proporciones serían las ideales desde el punto de vista aristotélico, lo cierto es que no coinciden con las proporciones reales del ser humano actual.

¿Qué tiene que ver esto con la asesoría de imagen?

Que tanto el largo del pelo como el de las prendas, o ciertos estampados, pueden modificar o crear ilusión óptica de mi imagen, es decir , las líneas puestas o imaginarias pueden reducir o alargar nuestra figura.

Por ejemplo, el largo del pelo que sobrepase la segunda línea o llegue a la altura de la línea media del busto, visualmente reduce la altura. Por eso los cortes de pelo que dejan el cuello y los hombros al descubierto ganan centímetros y dan un «aire» más elegante.

El pelo no debe pasar la segunda y/o tercera línea porque visualmente reduce la estatura.


Las mangas que sobrepasen el ¾ de los brazos reducen la medida de los mismos. Los sacos blazer que pasen la cuarta línea o segunda cadera, ensanchan la zona y reducen la altura.

Faldas o bermudas por debajo de la 6ta línea, que sería bajo las rodillas, también generan un efecto de disminución de la altura. Esto se aplica con los pantalones “pescador» «capri», y las faldas «midi».


Foto: Falda midi.

Pero todo tiene una solución, si te gusta seguir usando esas prendas bajo la línea 6, las podrías «compensar», equilibrar o contrarrestar utilizando zapatos con punta fina de color nude. Así se creará una ilusión óptica de infinito y tus piernas lucirán más largas.

Esos fueron algunos de los secretos de los asesores de imagen que quizás nunca te contaron.

Pero lo más importante es recordar que no existe un cuerpo perfecto y por ende no existe una sola imagen, sino la percepción que los demás tienen de cada uno.